Inicio / Noticia Salud / Evalúan impacto de alza de impuesto a bebidas azucaradas

Evalúan impacto de alza de impuesto a bebidas azucaradas

image_article_4.jpg
Mar 24, 2016 - 5:41:04 AM

A partir de abril de 2018, el Reino Unido aplicará un impuesto a las bebidas azucaradas que tengan más de cinco gramos de azúcar por cada 100 cc de líquido. En promedio, será un gravamen cercano al 10% y todo lo que se recaude será destinado a financiar actividades deportivas en los colegios como una forma de disminuir la obesidad infantil.

En septiembre de 2014, en Chile se comenzó a aplicar una medida similar aunque su objetivo no es precisamente sanitario: a través de la Reforma Tributaria se elevó el impuesto a las bebidas azucaradas y se redujo para las bebidas sin azúcar. Así, el impuesto de las primeras pasó de 13 a 18% y las sin azúcar añadida, bajaron de 13 a 10%.

Estudios realizados en EE.UU., México, Brasil y Francia muestran que el aumento de este impuesto disminuye su consumo, pero además elevan la demanda por otras bebidas alternativas, como jugos de fruta y leche. Las dos acciones ayudan a bajar el Índice de Masa Corporal (IMC), el sobrepeso y la obesidad de la población en el corto plazo; y en el mediano y largo plazo, a evitar casos de diabetes, infartos al miocardio y accidentes vasculares. También incentiva a la industria a incursionar y elaborar productos con menos calorías y con ingredientes más saludables.
¿Sucederá lo mismo en Chile? Investigadores de la U. de Chile, la U. Católica, la U. de Santiago y del Centre for Health Economics de la U. de York (Reino Unido), evaluarán el real impacto de esta medida en el país.

Cristóbal Cuadrado, investigador de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, explica que el estudio surge a partir del interés por contar con políticas públicas que sean efectivas a la hora de prevenir obesidad y sobrepeso. Sobre todo considerando que en el país el 67% de la población tiene obesidad o sobrepeso.

En el caso específico de la reforma tributaria es importante saber si tuvo o no un impacto en la salud de los chilenos aunque su fin no haya sido éste, dice Cuadrado. Además, como la medida es relativamente nueva, todavía es posible comparar el antes y después.
“Nuestro proyecto tiene dos objetivos. Evaluar el impacto en el consumo y crear un modelo que permita estimar las consecuencias en salud, es decir, cuanta menos diabetes, menos obesidad hay en Chile en un tiempo más. Con eso podremos evaluar si fue una buena o mala decisión”, indica. La idea, agrega, es entregar información de calidad y pertinente para tomar decisiones en políticas de salud.

A nivel latinoamericano, solo México ha adoptado esta medida, pero en su caso, como herramienta de salud pública. “La experiencia mexicana publicada dice que aumentaron en 10% el impuesto a estas bebidas y lograron reducir en 10% el consumo y aumentar el de agua envasada”, dice Cuadrado. Es que generalmente, cuando varía el precio de un producto, varía también el consumo.

El experto advierte que no siempre el alza implica una disminución del consumo. En el caso de Chile el aumento fue de 5%, muy bajo comparado con lo que recomienda la Organización Mundial de Salud, que sugiere 20% de incremento. “Cuando es muy bajo, podría ocurrir que los productores absorban esa diferencia y no la traspasen a los consumidores. Si hay algún efecto en el consumo, éste será muy pequeño, pero no descarto que sea positivo”, concluye.

Fuente:LA TERCERA
Comparte esto en:
Últimas Publicaciones

Eventos y Seminarios